Sin Parar!

LO QUE HACE LA CIENCIA AL RESPECTO…

Laboratorio altamente tecnificado para el desarrollo de medicamentos para inmunoterapias en Mallorca, España (2010).

La experiencia médica supone que se padece de un trastorno por inmunodeficiencia ante las Infecciones persistentes o recurrentes; Infección severa por microorganismos que usualmente no producen infección grave; respuesta desfavorable al tratamiento para infecciones; recuperación lenta o incompleta de una enfermedad; Ciertos tipos de cánceres (tales como el sarcoma de Kaposi o linfoma de Hodgkin) así como ciertas infecciones (incluyendo algunas formas de neumonía o candidiasis recurrentes).

Algunos de los exámenes utilizados para ayudar a diagnosticar un trastorno por inmunodeficiencia son:

Niveles del complemento en la sangre u otros exámenes para medir sustancias liberadas por el sistema inmunitario; Niveles de inmunoglobulina en la sangre; Electroforesis de proteínas (sangre u orina); Conteo de linfocitos T (derivados del timo) y  el Conteo de glóbulos blancos.

Tratamientos. El objetivo de los tratamientos planteados por la ciencia es prevenir las infecciones y tratar cualquier enfermedad e infecciones que se desarrollen.  Si usted tiene un sistema inmunitario debilitado, debe evitar el contacto con personas que tengan infecciones o trastornos contagiosos. Usted tal vez tenga que evitar a personas que hayan sido vacunadas con vacunas de virus vivos dentro de las dos semanas anteriores. Entre las técnicas tradicionales se encuentra:

  • Farmacológicos: uso prolongado de antibióticos o medicamentos antimicóticos.
  • Preventivos (profilácticos).
  • Trasplantes de médula ósea para ciertas afecciones.
  • La inmunidad pasiva: recibir anticuerpos producidos por otra persona o animal.
  • Entre las técnicas más revolucionarias se encuentra la micro-inmunoterapia.

Micro – Inmunoterapia

¿Qué es? Consiste en el tratamiento de las enfermedades del Sistema Inmune mediante la potenciación o el debilitamiento controlado de los mecanismos de inmunodeficiencia del organismo. Esto se logra mediante la administración de ácidos nucleicos (ARN, ADN, SNA) y sustancias inmunocompetentes en dosis infinitesimales obtenidas sintéticamente en laboratorio mediante técnicas de microbiotecnología.

Su principal virtud es atacar directamente las diferentes patologías (desde el herpes al cáncer, pasando por el virus del papiloma humano, diferentes infecciones bacterianas, alergias, hasta enfermedades autoinmunes como el asma) al estimular el sistema inmune sin producir efectos secundarios.

Antecedentes: Ya a finales de la década de los años 60 en Bélgica se formulaba a pacientes con hepatitis crónicas y cáncer primario de hígado, complementos para ayudarles a combatir el cansancio, preparados y administrados en dosis infinitesimales.  Estos producían efectos positivos en el organismo de los pacientes.

Desde entonces los avances en esta disciplina se aceleraron, al conocerse en detalle el papel de un grupo de proteínas que actúan como potentes mensajeros químicos (citoquinas, quimioquinas o factores de crecimiento) secretadas por las células del sistema inmunológico. Desde entonces comenzaron a ser formuladas en micro – dosis dependiendo la masa muscular de cada paciente. El objetivo era que transmitieran la información al sistema inmune eliminando su toxicidad.

Posteriormente, el investigador Bernard Marichal (Austria) dio un paso más desarrollando el concepto de Ácidos Nucleicos Específicos (SNA) con lo cual en 1993 las fórmulas de Micro-inmunoterapia entran en la era actual de fabricación industrial.

El mecanismo: Su principio general es colaborar con el sistema inmunológico hablando su mismo lenguaje para que, a partir de ahí, éste sea capaz de recuperar todo su potencial de eficacia, encontrando la mejor forma de defenderse y responder a las agresiones. Por lo que esta terapia puede emplearse como complemento a los tratamientos convencionales, especialmente en patologías cancerosas.

Esquematización del funcionamiento del SI

El Sistema Inmunitario está constituido de una multitud de células más o menos complejas, interconectadas, con funciones diversas, cuyo papel es mantener nuestro organismo en plena salud. En caso de agresión (bacteria, parásito, virus), el organismo desencadena un sistema de reacciones de defensa: primero, el sistema analiza la naturaleza del agente intruso; luego, despliega células especializadas que lo destruyen y, si resulta necesario, desencadena una defensa adecuada al ataque. Si es incapaz de hacerlo, estamos en problemas.

El Dato: Europa ha sido pionera en el desarrollo de técnicas de inmunoterapia, destacándose las primeras investigaciones en España desde el año 1967.

Con información tomada de: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/04/13/baleares/1271167566.html
Ilustración extraída de: http://www.thebody.com/content/art30344.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s